7/6/11

Las lluvias desplazan a 4,000 personas y dejan 881 casas afectadas.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) aumentó la alerta de amarilla a roja para el Distrito Nacional, Santo Domingo, San Cristóbal y Monte Plata, y mantiene en alerta amarilla a nueve provincias y siete en alerta verde para un total de 20 demarcaciones.

El organismo informó que hasta ayer había al menos 4 mil 117 desplazados y 881 viviendas afectadas por las lluvias. De estas viviendas, cuarenta estaban inundadas en el barrio Moscú, de San Cristóbal, 829 ligeramente afectadas y doce destruidas.

Asimismo, reportó daños en las estructuras en cinco puentes y alcantarillas. Hay tres comunidades de Monte Plata incomunicadas por la crecida de río Ozama resultando afectadas 404 familias.

Las comunidades incomunicadas son Chirino, El Talao y Mata de los Indios.

Otras comunidades incomunicadas están en Dajabón que son El Pino y El Aguacate, por la crecida de la cañada Ramidod. También, en San Pedro de Macorís están incomunicadas, por la crecida del río Soco, las comunidades de Cabeza de Toro, Lima, Bejucal, Choco Primo, San Piña, La Lechuga, Batey Verde y Paso del Medio.

Los datos fueron ofrecidos en el resumen de daños por el director del COE, general Juan Manuel Méndez, y el subdirector de la Oficina de Meteorología, Bolívar Ledesma, junto a otros representantes de los organismos que conforman la Comisión Nacional de Emergencias.

Santiago
Un fuerte aguacero que se registró ayer en la tarde en esta provincia volvió a provocar inundaciones en varios sectores de la ciudad, Tamboril y Licey al Medio, informó el subdirector nacional de la Defensa Civil, Francisco Arias.

Mientras, al menos 19 comunidades de las provincias de Sánchez Ramírez y Dajabón al noreste y noroeste del país se encuentran incomunicadas, debido al desplome de dos puentes por el desbordamiento de dos cañadas, informaron organismos de socorro y autoridades.

Arias dijo que las lluvias de ayer fueron torrenciales y que volvieron a inundar a Licey y Tamboril. En tanto que en Santiago, fueron inundados los sectores de Hoyo de Julia, La Cacata, Barrio Duarte, Hoya del Caimito, El Fracatán, Los Guandules, Cañada de la Lotería y otros.

El río Gurabo se desbordó e inundó decenas de viviendas en los barrios Hoyo de Puchula, La Javilla, Puente de Gurabito y otros, arrasando con ajuares, electródomésticos y utensilios de cocina.

Arias manifestó que los barrios que se inundaron son los mismos de siempre cuando llueve torrencialmente como ha ocurrido en estos días, ya que están ubicados en lugares de alta vulnerabilidad.

INUNDACIONES CAUSAN DAÑOS
El domingo, al menos 500 viviendas fueron inundadas, otras 14 quedaron destruidas y se ahogaron 20 mil unidades de pollos, debido a las inundaciones causadas por las lluvias y el desbordamiento del río Licey, dijo la Defensa Civil.

Los gobernadores de Santiago y Espaillat, Raúl Martínez y José Guillermo López recorrieron los municipios de Tamboril, Licey al Medio, el distrito de Canca la Reyna, Borojoil, El Puente, El Flumen y otras comunidades afectadas por las inundaciones, e informaron que entregaron alimentos, mosquiteros, sábanas y colchones a las familias cuyas casas se inundaron. También, el gobernador de Espaillat dijo que pedirá al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales que disponga la militarización del río Licey para evitar nuevos asentamientos en ese afluente y estos inconvenientes cada vez que llueve. En tanto, que en la provincia Sánchez Ramírez, la Defensa Civil informó que la cañada La Ramona se salió de su cauce y destruyó un puente incomunicando a las comunidades de Quitasueño, El Ocho, Hatillo, el Play, la Gallera, Los Víveros, El Broque, Cacajal, Las Cruces, Lajas, Veras del Yuna, Los Corozos y La Trifulcación.

El alcalde de Quitasueño, José Adames Morales, dijo que dispuso la construcción de un paso provisional de madera para permitir el tránsito de peatones y motocicletas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Entrar